Queso

queso fresco.JPG

Gente hay de todas clases, pero en esta vida, personas que no les gusten los quesos están contadas, más bien nos hemos encontrado con más personas alérgicas a la lactosa (aunque hoy en día también hay quesos sin lactosa) que a personas que no les guste este alimento con increíble.

Pues bien, para llevar un estilo de vida saludable debemos controlar el consumo de este tipo de quesos, ya que son extremadamente grasos en algunos casos y hay que saber cómo diferenciarlos para no excederse.

El queso fresco se dice de aquel que tiene un porcentaje menor al 10% de su total, es decir, un queso de poca maduración y con un alto contenido en agua (desde un 60% hasta un 80%), podríamos separarlos en requesón, tipo petit o quesos de untar.

Por ejemplo, en el mercado se pueden encontrar quesos frescos batidos 0% M.G. (Ojo con esto, leer las propiedades porque algunos le añaden azúcares, ya que su sabor es más amargo) con el que innovar en múltiples recetas y no tener el consumo ya que el nivel de grasas es mínimo.

Con un alto nivel de proteína, es un alimento que nos ayuda al crecimiento muscular, e imprescindible por su poco aporte calórico con 100 kcal por 100 gramos. Contiene vitaminas de los grupos A, B y D, y minerales esenciales como el calcio, para la conservación de los huesos, además de otros como el magnesio, fosforo y sodio.

Anuncios

Un comentario en “Queso

  1. Pingback: Muffins de brocoli rellenos de ricotta – Recetas & fitness

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s