Tomate

tomate.JPG

Conocido como tomate o jitomate, tendemos a creer que es un vegetal, y nada más lejos de la realidad, ya que se trata de una fruta. Su origen se data en América, en la zona que en la actualidad es México, donde los mayas lo cultivaban con la creencia de que sus semillas tenían efectos adivinatorios.
Hoy en día hay de muchos tipos de tomate (pera, bola, de buey, cherry…) y de colores, cuando los españoles lo exportaron a Europa era de color amarillo, aunque más tarde, se comercializó en su color más representativo, el rojo.
Lo podemos encontrar tanto fresco como procesado (en bote), al natural o frito, pero ojo con la composición de este último ya que puede contener una gran cantidad de azúcares añadidos y aceites poco saludables.
Al natural, es un alimento con muy pocas calorías en relación con su peso (18kcal por 100gr.), ya que un 90% de su composición es agua, así que sacia bastante, entre sus beneficios nutricionales destaca el alto contenido de vitamina C y potasio.

Es muy beneficioso para favorecer el tránsito intestinal por su alto contenido en fibra alimenticia y, además, apenas tiene sodio, por lo que resulta un alimento perfecto para no retener líquidos.
A parte contiene lipoceno, que posee propiedades antioxidantes, y protege de la acción de los radicales libres, que son uno de los responsables del cáncer, infartos y el envejecimiento.
Como anécdota, el tomate más grande del mundo se registro en Oklahoma (EEUU) con un peso de 3,51 kg.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s