Pan casero de espelta

pan espelta fitness

Para este día tan especial… no sin antes felicitar a todos los Josés, Josefas, Pepes, Pepas y Papás, hemos enchufado el horno, y tachán… ¡¡pan natural!! como diría Eduard Punset.

Este pan de espelta queda mejor de un día para otro, así que ya que estamos en este día tan especial…si te pregunta tu hijo que cuando comerá pan de hoy, le podréis decir que mañana.

Por que no se si vosotros, pero nosotros estamos hartos de panes procesados y con conservantes que al final parece que estas comiendo chicle.

Para hacer un pan casero lo que más necesitamos es tiempo y paciencia, ya que es realmente sencillo de hacer. Hay mil variedades, os iremos poniendo según vayamos haciendo más. De momento os enseñamos la del pan de espelta.

pan espelta fitness 1

Ingredientes:

  • 300 gr. harina de espelta
  • 75 gr. harina de fuerza (también puede ser integral
  • 225 cl. agua
  • 1 cdita. de sal del Himalaya
  • Media pastilla (unos 12gr) de levadura fresca de panadero (se compra en la sección de refrigerados de cualquier súper)

Preparación:

  1. Colocamos las harinas y la sal en un bol y las mezclamos un poco.
  2. Calentamos el agua ligeramente, ya que la queremos tibia, con unos 30 segundo al microondas es suficiente. Cuando la tengamos caliente echamos en ella la levadura y mezclamos con una cucharilla hasta que se disuelva por completo.
  3. En el bol de las harinas hacemos un hueco en el medio, como si fuera un volcán, y echamos lentamente el agua con la levadura en él.
  4. Ahora toca mezclar bien los ingredientes, nosotros lo hemos hecho con la amasadora, en un nivel bajito durante unos 10 minutos, para que se junte todo bien.
  5. Cuando haya pasado este tiempo echaremos un poco de harina en la encimera limpia (o donde lo queramos amasar) y amasamos añadiendo harina hasta que quede una masa que no se pegue en las manos. Los movimientos que haremos para amasar es como si estiráramos de la masa y la volviéramos a juntar, por todos los lados de la masa.
  6. Ahora llega la primera fermentación de nuestro pan. Cuando consigamos una masa que no se nos pegue en las manos hacemos con ella una bola. En un bol limpio echamos unas gotitas de aceite de oliva y colocamos en ella la bola de masa, restregamos bien para que se unte de aceite y tapamos con un papel film. Lo dejamos en un lugar libre de corrientes y dejamos que fermente durante una hora. Cuando pase el tiempo veremos que la masa a crecido el doble de su tamaño.                                    pan espelta fitness 3
  7. Cuando pase el tiempo y la masa haya crecido volvemos a llenar toda la cocina de harina, o mejor dicho solo la encimera donde vayamos a amasar y colocamos ahí nuestra masa. Volvemos a amasar por segunda vez siguiendo el mismo procedimiento que la vez anterior durante unos 5 minutos.
  8. Le damos a nuestra masa la forma que queramos, nosotros hemos hecho una barra ancha porque nos gusta cortarlo a rebanadas para hacerlo tipo sandwich, pero podéis hacer panecillos pequeños o bien barras más finas, o ponerle imaginación (en forma de estrella debe quedar precioso).
  9. Colocamos en la bandeja del horno un poco de harina o bien un papel vegetal y colocamos en ella nuestra barra/barrita/panecillo/estrella de pan. Con un cuchillo bien afilado le hacemos por encima unos cortes, la cantidad dependerá del tamaño de la barra, pero con dos o tres sobrará.
  10. Tapamos las barras con un trapo y llega el momento de la segunda fermentación. Dejaremos durante otra hora y volveremos a ver como se duplica su tamaño de nuevo.
  11. Cuando haya pasado el tiempo, o casi, colocamos un recipiente con agua dentro del horno, en la parte de abajo, y encendemos el horno a 200º.
  12. Metemos el pan en el horno y dejamos que se hornee durante unos 45 minutos. el tiempo dependerá del horno y del tamaño de las barras. Sabremos que el pan está listo cuando al golpearlo con los nudillos suene a hueco. De todas formas no abriremos el horno hasta que haya pasado, como mínimo, 30 minutos, y desde fuera veamos que el pan ha cogido color y está listo.

Como veis es un proceso sencillo pero muy largo. El caso es que merece la pena porque sale riquísimo y sabemos lo que comemos. Simplemente hay que organizarse y la mañana o la tarde que vayamos a hacer pan ya sabemos que hay que tener preparadas un par de películas.

pan espelta fitness 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s